Si estás buscando un negocio rentable, con interesantes perspectivas de futuro, es posible que tener una farmacia sea justamente lo que necesitas.

Tener una farmacia es un buen negocio, y existen muchos motivos para creer en esta idea.

En el caso de que necesites algo de información extra, o un pequeño empujón para decidirte a seguir por este camino, este artículo te interesa. Hemos preparado un listado numerado con los 5 motivos que harán que te decidas por invertir en una farmacia.

5 motivos para invertir en una farmacia

1.     Autoempleo con garantías de éxito

El emprendedor tiene que arriesgar mucho tiempo y capital para abrir un nuevo negocio y conseguir que funcione. Sin embargo, existen ciertos tipos de negocio que pueden funcionar más fácilmente que otros, como es el caso de una farmacia.

Hay que tener en cuenta que se trata de un negocio que siempre va a ser necesario. A través del mismo se suministrarán fármacos y otros productos relacionados con el cuidado de la salud que no se pueden conseguir de ninguna otra manera.

Una farmacia es un buen negocio porque te asegurará que tu trabajo siempre está en buenas manos, y no en manos de terceras personas.

2.     Ayuda por parte del Estado

Aunque es muy raro que una farmacia pueda tener problemas de viabilidad, nunca se sabe lo que puede pasar en el futuro. En este sentido, tener una farmacia es un buen negocio debido a que el Estado te puede ayudar.

Puede ofrecer a las farmacias ciertas ayudas que corresponden a la tipología VEC (acrónimo de Viabilidad económica comprometida). Entre algunos requisitos a cumplir, la facturación de este tipo de negocio debe ser inferior a los 200.000€ al año.

Se calcula que la ayuda la reciben un 11,4% de las farmacias que están debajo de la media que se factura en este negocio.

3.     Posibilidad de montar el negocio en el mismo lugar de residencia

Los emprendedores no siempre pueden montar el negocio en donde residen. Después de hacer el estudio de mercado llegan a la conclusión de buscar un lugar donde haya más salida, y puede que tengan que erigirlo en un sitio bastante lejano.

Esto no ocurre con las farmacias, ya que lo más probable es que se pueda colocar en la ciudad en la que se habita, aunque habrá que cumplir con algunos requisitos (por ejemplo, no haber una farmacia demasiado cerca).

Dependiendo del entorno en el que se busque trabajar, no debería haber problema para situar la farmacia en el mismo.

4.     Posibilidades de crecimiento

Tener una farmacia es un buen negocio

Si te sigues preguntando si es buen negocio una farmacia, también debes tener en cuenta las perspectivas profesionales.

Imaginemos el caso de que un farmacéutico siente que se ha estancado y está buscando formas de extender su recorrido en la profesión.

Una interesante idea podría ser la de invertir en una farmacia mayor y/o situada en un punto más céntrico. También podría echar un vistazo a nuevas líneas de producto, como de parafarmacia.

5.     Una buena manera de empezar

Si acabas de conseguir la licencia para ser farmacéutico, una buena manera de conseguir trabajar es montando tu propia farmacia. Puede ser una interesante alternativa ahora que el mercado laboral no está pasando precisamente por su mejor momento.

Sin embargo, los expertos recomiendan tener algo de experiencia para meterse en este mundo, ya que nos resultará muy necesaria para dar todos los pasos que correspondan.

Estos son los 5 motivos que te convencerán de que tener una farmacia es un buen negocio. Es el momento de hacer las reflexiones oportunas y tomar la decisión de seguir adelante.