Existen diferentes impuestos que afectan en el proceso de compra venta de farmacias. Para entender cuáles son y de qué forma intervienen en este procedimiento es necesario diferenciar los impuestos que afectan al comprador de los que afectan al vendedor.

Impuestos que debe pagar el vendedor de la farmacia

El impuesto principal que debe pagar la persona que realiza una venta de farmacias en andalucia es el IRPF. Es un impuesto que tendrá que ser abonado en el ejercicio siguiente a la fecha de transmisión de la farmacia.

La ganancia que se genera en la venta se calcula mediante la diferencia entre el precio de venta (minorada por todos los gastos que conlleva esta operación: gastos de notaría, comisiones, etc.) y el precio de compra (descontando todas las amortizaciones fiscales que se han ido imputando en la declaración de la renta año a año).

Impuestos que debe pagar al comprar farmacia

Desde un punto de vista fiscal, esta operación es bastante más sencilla para la persona que va a comprar la farmacia. No está sujeta a IVA, por lo tanto, no va a pagar ningún tipo de impuesto por la compra de la licencia de oficina de farmacia.

Eso sí, si además de la licencia, al comprar farmacias en Andalucia, el comprador también adquiere el local en el que está ubicada, deberá abonar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas, impuesto que varía en cada comunidad autónoma.

En definitiva, el procedimiento de compra venta de farmacias resulta bastante menos complicado fiscalmente hablando para la persona que realiza la compra que para la que la vende. En CONSULTORFARMA contamos con más de 15 años de experiencia en la gestión de farmacias. Si tienes algún tipo de duda y necesitas asesoramiento puedes consultarnos sin ningún compromiso, resolveremos todas las que tengas y te atenderemos encantados.